Página del Consejo General de la Arquitectura Técnica de España

 

           

 



 
   

FRANCIA

 

(apartado realizado sobre la base del estudio Las Profesiones del Sector de la Construcción en Europa, elaborado por encargo del Consejo General por el Centro de Documentación Joseph Renart, del Colegio de Barcelona)

1. Formación Académica

1.1. Generalidades sobre el Sistema Educativo
El sistema francés de enseñanza superior se caracteriza por el hecho de que la Universidad ha conservado durante mucho tiempo una orientación esencialmente académica y ha estado bastante alejada, tradicionalmente, de las salidas profesionales concretas.

Esto explica en particular que se haya desarrollado, paralelamente a la enseñanza universitaria, un complejo sistema de escuelas superiores especializadas que preparan a las profesiones como Ingeniero o Arquitecto.

El caso más significativo es el de las llamadas Grandes Ecoles (Escuelas Superiores de Ingeniería), cuyo acceso es extremadamente selectivo, y que gozan en Francia de un enorme prestigio. Como consecuencia, el título de Ingeniero es un título muy cotizado, restringido a unas formaciones especiales de una duración minina de cinco años. A partir de los años setenta, la Universidad se ha abierto más a la problemática profesional, desarrollando en particular unas formaciones cortas tales como los diplomas universitarios de tecnología, que han tenido una excelente aceptación en el mercado de trabajo.

1.2. Estudios que interesan el Sector de la Construcción

1.2.1. Estudios superiores de tres años o mas

Esquemáticamente, se pueden distinguir dos carreras de tipo largo (5 años):

  •  Arquitecto.

  •  Ingeniero.

y dos títulos de tipo intermedio (entre 3 y 4 años), de carácter más académico que profesional, que preparan a la realización de masters o de diplomas de estudios superiores (preparatorios al doctorado):

  • Maestría (con diversas especialidades) (Existen también, desde una fecha reciente, las Maestrías de Ciencias y Técnicas (MCT) que son unas formaciones de 4 años de duración después del bachillerato, con una orientación)

  • Licenciatura (también con diversas especialidades).

1.2.2. Otros estudios relacionados con el sector

Además de los títulos mencionados, existen dos carreras de tipo corto (2 años), directamente orientadas hacia el ejercicio profesional:

  • Diploma Universitario de Tecnología (DUT), y

  • Diploma de Técnico Superior(BTS).

 2. Profesiones

2.1. EI acceso a las profesiones

2.1.1. Profesiones reguladas según la Directiva 89/48 de la Comunidad Europea

En Francia, las únicas profesiones reguladas en el sector de la Construcción son las de Arquitecto y la de Geómetra Experto (Géomètre Expert Foncier DPLG). Los requisitos necesarios para poder ejercerlas son la pertenencia a un organismo profesional y la posesión del título académico (en el caso de los Arquitectos) o del diploma de Estado (en el caso de los Geómetras Expertos). Así, la inscripción en el Consejo de la Orden Nacional de Arquitectos es indispensable para los titulados en arquitectura que realizan una misión completa.

Para presentarse al examen de Estado que otorga el diploma de Géomètre Expert Foncier DPLG, se necesita una sólida formación teórica y un mínimo de cuatro años de experiencia profesional. Para poder ejercer esta actividad de forma liberal, es preciso además estar inscrito en el Consejo de la Orden de Geómetras Expertos.

2.1.2. Profesiones no reguladas

El acceso a las demás profesiones del sector de la construcción no esta regulado legalmente y puede realizarse en la práctica a partir de diferentes titulaciones. Incluso se puede decir que la experiencia profesional del interesado juega un papel muchas veces más determinante que su diploma académico. No hay por consiguiente en Francia una correspondencia estricta entre el diploma obtenido y la función ocupada, excepto en el caso del Arquitecto.

2.2. Normas legales que filian la intervención de los diferentes profesionales en el proceso constructivo.

Entre las profesiones que intervienen en la edificación, sólo la de Arquitecto se halla regulada. La ley fija la obligatoriedad de su intervención para todos aquellos proyectos de nueva construcción de una superficie superior a 170 m2 habitables útiles.

Esto significa que la actual legislación ha suprimido prácticamente la intervención obligatoria del Arquitecto en la edificación de casas individuales, puesto que el mínimo establecido supera la superficie de la mayor parte de este tipo de construcciones. Tanto es así, que sólo el 7% de las casas individuales que se construyen en Francia precisan de la intervención del Arquitecto. Por otra parte, hay que señalar que los Arquitectos están obligados a suscribir una póliza de seguro para cada uno de los proyectos que realizan. Como el seguro no cubre al Arquitecto su responsabilidad sobre la estructura, suele intervenir en la práctica un Ingeniera para el cálculo de estructuras, aún cuando no es legalmente obligatorio.

3. Funciones de las diferentes profesiones en el proceso constructivo

Los agentes que intervienen y las funciones que cumplen varían según el tamaño y la complejidad de la obra. De forma esquemática, se puede distinguir entre el caso de los edificios sencillos, en el cual el Arquitecto, como profesional independiente, asume el rol tradicional de control general, y el de los edificios complejos o de los conjuntos inmobiliarios, en el cual se difuminan las responsabilidades personales e intervienen cada vez más unas formas societales, dando más importancia a los temas de organización, coordinación y management.

3.1. Caso A: Edificios sencillos

Como ya se ha indicado, cuando se trata de una edificación superior a 170 m2 habitables útiles es necesario solicitar un permiso de construcción, lo que exige la presentación de un proyecto realizado por un Arquitecto.

En este caso el proyecto debe incluir una descripción detallada en la que consten principalmente tres tipos de elementos: ·  la construcción a realizar, ·  los materiales que se van a emplear, ·  el cálculo de las estructuras. El primer requisito es realizado por el Arquitecto, mientras que el segundo puede ser efectuado por éste o por un Economista de la Construcción (llamado, hasta hace poco, Métreur), y el tercero recae en casi todos los casos en un Ingeniero.

Dado que el encargo del proyecto es efectuado en muchos casos directamente al Arquitecto, éste aconseja habitualmente al cliente sobre el Ingeniero y Economista de la Construcción que pueden realizar dichas funciones. En este caso, ambos profesionales establecen un contrato con el propietario. El Arquitecto tiene también la función de orientar al cliente en la elección de la constructora y de supervisar la construcción.

3.2  Caso B: Edificios complejos o conjuntos inmobiliarios:

Cuando la obra a realizar es de cierta envergadura, la concepción y supervisión de la misma pueden ser asumidas por una Oficina Técnica de Ingeniería o por un grupo de empresas compuesto por una asociación entre empresas constructoras y diversas oficinas técnicas especializadas.

En un caso semejante, el Arquitecto pasa a ser un asalariado que interviene en el diseño arquitectónico de los edificios y la supervisión de la obra, pero aparecen otras figuras, como por ejemplo:

a) En el campo de la concepción:

  • el ingeniero de Oficina Técnica (Ingénieur de Bureau d'Etudes Techniques),

  • el Ingeniero de Estudios de Precios (Ingénieur d'Etudes de Prix), y

  • el Ingeniero de Métodos (Ingénieur Méthodes).

Dichos Ingenieros están asistidos por unos técnicos, como por ejemplo el Economista de la Construcción en el caso del Ingeniero de Estudios de Precios.

b) En el campo de la realización, y situándose esta vez en el marco de la empresa constructora.

  • el Director de Obras (Conducteur des Travaux)

  • los jefes de Obras (Chefs de Chantier)

  • el Responsable de la Seguridad (Responsable Sécurité)

  • el Inspector de Obras (Inspecteur de Travaux)

c)  En el campo de la gestión y del management:

  • el Responsable del Montaje Financiero (Monteur d'Affaires, o Monteur d'Opérations), y

  • el Responsable Comercial.

Esto configura un esquema más complejo de intervenciones profesionales especializadas, en el cual la responsabilidad máxima, según los casos, puede recaer en el Arquitecto, el Ingeniero responsable de la Oficina Técnica o incluso el Responsable Financiero, que puede reclutar o subcontratar a los demás profesionales, en nombre del grupo de empresas promotor del proyecto.

3.3 Descripción detallada
Analizando las actividades que se asemejan a las de los Arquitectos Técnicos, se pueden seleccionar las siguientes profesiones:

A)  El Ingeniero (asistido de técnicos que no tienen en general el título de ingeniería), se ocupa de la concepción técnica de la obra, la determinación de las técnicas de producción y el cálculo de estructuras en las empresas o en las oficinas técnicas donde se Llevan a cabo dichas tareas.

Según la talla de los proyectos también puede encargarse de los estudios de costes y de métodos, o responsabilizarse del control técnico. El Ingeniero interviene en la elaboración técnica del proyecto y en la realización de la obra, cubriendo esencialmente las siguientes funciones:

  • elaboración del proyecto técnico

  • definición de los métodos de realización

  • definición técnica del conjunto o de determinados segmentos de la obra a realizar, y

  • seguimiento de la realización, en sus aspectos técnicos.

B) El Ingeniero de Métodos, que es una nueva figura que corresponde a la necesidad creciente de racionalizar y organizar el proceso constructivo y que interviene básicamente en los grandes proyectos.

Es el responsable de prever la concepción y organización de la obra, es decir, de determinar la cadena de operaciones, la selección de los procesos y medios de trabajo y la logística correspondiente, que el Director de Obra estará encargado de hacer funcionar en la práctica.

Planifica la organización de la obra, su instalación y los medios disponibles en hombres y en material, con el fin de prever el plazo de realización de la misma y reducir su coste.

C) El Economista de la Construcción (ex “Métreur”)

Las responsabilidades del Economista de la Construcción son más o menos amplias según la actividad y la organización de la empresa. En las empresas pequeñas y medianas, el Economista de la Construcción se encarga de la previsión de  los materiales y medios necesarios para la realización de la obra y también lleva a cabo la estimación de los costes. En cambio, en los grandes proyectos, su responsabilidad puede limitarse estrictamente al cálculo de los materiales necesarios, bajo la supervisión del Ingeniero de Estudios de Precios o del Ingeniero de la Oficina Técnica.

A pie de obra, puede estimar o verificar los trabajos realizados, ya sea por cuenta de la empresa constructora o por cuenta del cliente.

El Economista de la Construcción participa en las siguientes actividades:

  • estudio de los expedientes de licitación.

  • estado de mediciones.

  • elaboración del presupuesto.

  • estimación de los trabajos realizados y revisión y actualización de los costes en función del avance de la realización.

D) Director de Obras (“Conducteur de Travaux”)

El Director de Obras es el coordinador de la ejecución y supervisa a uno o varios jefes de obras.

Tiene responsabilidad presupuestaria y técnica de la ejecución. Trabaja a pie de obra y realiza frecuentes desplazamientos entre las diferentes obras, si controla más de una. Administra el personal, los materiales y los aprovisionamientos. Coordina técnicamente las actividades de los diferentes agentes que operan en la obra y es el interlocutor habitual del promotor de la obra, para todo lo que se refiere a la ejecución.

E) Inspector de Obra (“Inspecteur de Travaux”)

Sigue el avance de una o varias obras, verifica la calidad y la conformidad de los trabajos realizados en relación con los documentos y los planos del proyecto. Coordina las diferentes empresas con el fin de que se cumplan los plazos y controla los pagos a las empresas subcontratadas.

F) Técnico de Obras Públicas o Adjunto Técnico (Technicien de Travaus Publics ou Adjoint Technique).

El Técnico de Obras Públicas es funcionario de la Administración Local y se caracteriza principalmente por su papel de coordinación y de síntesis entre la Administración, los usuarios y el sector privado (Arquitecto y empresa constructora) con vistas a llevar a cabo la realización de un proyecto por cuenta de un Ayuntamiento. El papel del Técnico de Obras cobra mayor importancia cuanto mayor es el volumen del proyecto.

Las funciones que ejerce el Técnico de Obras Públicas son las siguientes:

  •  revisión del anteproyecto (en colaboración con el Arquitecto) y, bajo ciertas condiciones restrictivas:

  • estudio del proyecto y gestión de los permisos necesarios

  • supervisión de la obra.

4. Consideraciones en relación a la situación española

En el campo de la construcción, el sistema francés esta marcado por las exigencias de los procesos industriales, introducidos de forma masiva en Francia después de la segunda guerra mundial debido a la exigencia de reconstrucción rápida, y por la importancia de los grandes proyectos, que han determinado la aparición progresiva de diferentes profesiones especializadas, principalmente en lo que se refiere a la planificación de los procesos constructivos (Ingeniero de Métodos) y al control de sus costes (Ingeniero de Estudios de Precios o Economista de la Construcción).

Por otra parte, hay que resaltar la importancia de la experiencia profesional como criterio de acceso a las profesiones, con una relativa independencia de los títulos académicos adquiridos.

En lo que respecta a los Ingenieros, la duración de los estudios es de 5 años y la formación que reciben durante las clases Preparatorias les sitúa en un nivel de conocimientos científicos de base más elevada que el de los Arquitectos Técnicos españoles.

Por su duración, los títulos que corresponden con el título de Arquitecto Técnico son los estudios universitarios de licenciatura. Sin embargo, estos estudios tienen una orientación de formación más académica y teórica que los de arquitectura técnica en España, ya que están concebidos como unas etapas para acceder a niveles superiores y no como una preparación a unos puestos de trabajo específicos.

De hecho, algunas de las funciones desarrolladas en España por los Arquitectos Técnicos están desempeñadas en Francia por unos titulados de nivel académico inferior (DUT o BTC), equivalente a dos años después del bachillerato, pero que reciben una formación más especializada en dirección de obras o cálculo de costes. Estos títulos tienen muy buena aceptación en el mercado de trabajo porque están directamente orientados a ocupar puestos de trabajo específicos. En la actualidad y debido a la normativa de la CE, se está considerando si se prolongan un año a través de prácticas en empresa, con lo que alcanzarían el nivel Bac+3 años.